logo for musicaclasicaymusicos.com

Scordatura

 

¿Qué significa scordatura? En el N° 46 de nuestra Revista-e "Claves Musicales", un lector hizo la siguiente consulta técnica (a raíz del solo de violín en la Sinfonía N° 4 de Gustav Mahler) :

"¿Cómo se puede afinar un violín un tono más alto, siendo necesario para ello tensionar mucho las cuerdas y no estando éstas ni el violín preparados o fabricados para soportar tales tensiones?"


Y dos de nuestros lectores (Federico Miyara y Guillermo Soto) han enviado la respuesta, que aquí transcribimos :

1) Respuesta de Guillermo Soto :

La respuesta es simple: el violín posee la flexibilidad necesaria para aumentar su afinación en un tono.

Generalmente cuando uno afina un violín (un violín nuevo por ejemplo), las cuerdas se tensan gradualmente e incluso se dejan premeditadamente más altas, esto para "exigirles" mayor flexibilidad. El puente y el cordal soportan perfectamente esta tensión, aún en los violines de menor calidad o francamente malos. El problema radica quizás en mantener esta afinación forzada durante un solo o una obra de gran extensión, pero para eso se preparan las cuerdas y el violín con cierta anterioridad.

2) Respuesta de Federico Miyara :

Para explicarlo empiezo explicando el caso del piano. Las cuerdas del piano se tensionan al máximo y no aguantarían un tono más. Esto es porque el sonido del piano es un sonido de tipo transitorio. Recibe energía una vez y esa energía es disipada en lo que se llaman "modos normales" de la cuerda.

En una cuerda idealmente flexible los modos normales son armónicos exactos. En una cuerda que es casi una varilla, como son las gruesas cuerdas de acero del piano, hay una tendencia a la aparición de sobretonos no armónicos, que darían un sonido algo chillón como el del clave. En aras de depurar el sonido de esos sobretonos inarmónicos, se tensiona la cuerda al máximo para que la fuerza de la tensión sea mucho mayor que la fuerza requerida para arquearla. Eso devuelve la armonicidad a los sobretonos (y obliga a refuerzos estructurales en el soporte).

En el caso del violín, como se entrega energía en forma permanente, la oscilación de la cuerda tiende a ser prácticamente periódica (lo que garantiza armonicidad) aún sin demasiada tensión. Por otra parte, las cuerdas de violín son mucho más delgadas que las del piano y por lo tanto muy flexibles, por lo que los modos normales son por naturaleza más armónicos.

Por esta razón no hace falta que la cuerda esté tensionada al borde de su resistencia y soporta perfectamente un tono más alto.

Esta técnica de cambiar la afinación de una o más cuerdas se llama "scordatura", aunque lo más usual es aplicarla a la cuerda más grave, bajándola un semitono o más.

 

Si deseas dar tu opinión y calificar el artículo
"Scordatura", completa el siguiente Formulario
:

 

¿Qué te ha parecido este Artículo?
Los campos con asterisco (*) deben completarse obligatoriamente.
E-mail
Calificación*
Nombre*
País*
Comentario (opcional)

volver a Artículos

volver a Home