logo for musicaclasicaymusicos.com

LA DIRECCION ORQUESTAL
EN NUESTROS DIAS


p
or el Mtro. Jorge Gabriel Fontenla
Publicado originalmente en el Foro de Armando Ayache

¿Quieres Comentar esta Nota "La Direccion Orquestal en Nuestros Dias"?
(cliquear este enlace)

"Estimado Armando Ayache: Gracias por difundir el interesante artículo que envía Edgardo Kleimann (y gracias a él también). En un punto se toca con el valioso envío del discurso de Ricardo Mutti que con excelente humor finalmente enfatiza lo difícil del arte de dirigir."

Recuerdo en nuestro país dos casos: El del Maestro Alfonso Stagno quien falleció dirigiendo la Orquesta Sinfónica de la Policía Federal que él mismo había fundado, y el del excelente director de coros y exquisita persona, el Mtro. Julio Fainguersh. Si alguno de estos recuerdos es inexactos, pido disculpas.

Es cierto, nuestra profesión es esforzada y estresante, sin embargo quisiera aportar algo. Como ocurre seguramente con todas las actividades, la Dirección Orquestal es una cosa en el primer mundo y otra muy distinta en estos pagos (Argentina). O para mejor decir es la misma pero bajo circunstancias muy diferentes.

Aquí, en nuestro "país furibundo y desmesurado" como dice el insoslayable Miguel Wiñazki ("La locura de los argentinos", Ed. Planeta, 2010), la violencia y las antinomias que desgarran nuestra patria se hacen presentes
en algunas de nuestras orquestas sinfónicas, sustituyendo el clima sereno del arte y tornando insalubre nuestra tarea. Quiero decir, aquí, lo riesgoso no es la Dirección Orquestal de por si compleja como queda dicho, sino que los problemas son extramusicales.

Justamente, el haber extraviado, enajenado la música, ha permitido que se la reemplace por conductas erráticas y violentas. Una verdadera locura. Funcionarios que en su incompetencia e ignorancia degradan a las orquestas y envilecen a sus integrantes, logrando sacar lo peor de ellos. Músicos mal pagos, orquestas sin lugar fijo para ensayar o haciéndolo en lugares no aptos para la tarea, y en fin, esta actividad tan noble sometida a innumerables destratos por los funcionarios responsables.

Ante tanta injuria a sus condiciones laborales y a su vida, los músicos se "desquitan" agrediendo lo que alguna vez fue lo mejor de ellos, su vocación
y el sentido de su vida. Alienados de la música, la ofenden faltando a ensayos o aún a conciertos, mandando "cambios" (no conozco practica más perversa en la música sinfónica) y cometiendo varias irregularidades amparándose a veces en reglamentos que parecen haber sido redactados por dementes. Reproducen sin saberlo la espiral de violencia de nuestra sociedad. Otra vez la locura.

Muchos de estos músicos son o han sido excelentes instrumentistas y a veces hasta lo recuerdan. Algunos han amado con pasión la música pero parecen haberlo olvidado. Llegan, tocan y se van como zombies, como esos matrimonios que vemos en un restaurante comiendo sin hablar ni mirarse, devorados por la rutina y el hastío, y en los que hay que hacer un esfuerzo para imaginar que alguna vez se han amado apasionadamente.

Casi todos ellos ponen lo mejor de si en el momento del concierto, que finalmente "sale bien" con lo cual los funcionarios desestiman cualquier crítica o sugerencia. Como en nuestro país, cada día mas violento, los funcionarios imaginan estar en el mejor de los mundos.

En mi experiencia personal, teniendo sesenta años de edad, mas de treinta como director y cientos de conciertos realizados, la Dirección Orquestal no es para mí un riesgo. Al contrario, me divierte y da felicidad. Pero las circunstancias que la rodean me resultan exasperantes.

Admiro profundamente a Karajan, de lo cual podrían dar cuenta mis alumnos de todo el país con quienes comparto la observación de sus videos y nunca me canso de admirar lo exquisito de su técnica y de su concepción interpretativa. Al igual que él, yo también vivo aterrorizado, pero no por morirme dirigiendo, sino en el despacho de algún funcionario. Si algún día la impotencia y la bronca pueden más que mi aún sano corazón.

P.D. necesaria: por suerte hay excepciones maravillosas. En Noviembre de 2010 tuve la oportunidad de dirigir la Orquesta Estable de Tucumán y fue un  verdadero oasis. Dos semanas de felicidad plena. Pero esto no es casual. El Ente Cultural Tucumán está dirigido por un excelente músico, pianista brillante y persona muy sapiente y criteriosa como Mauricio Guzmán, y cuenta con un elenco de profesionales excelentes en la Dirección de Música y Danza con Marilí Bouillon al frente.

Jorge Gabriel Fontenla  (ver Curriculum)

 

¿Tienes algo que decir sobre este nota?

¿Quieres aportar algo interesante sobre esta nota de Jorge Fontenla?

Escribe aquí el Título de tu Comentario:

Qué dijeron otros Lectores

Cliquea abajo para leer los comentarios que nos dejaron otros lectores:

Recuerdos del Maestro Fontenla 
Estimado Jorge, solo quiero aclarar que tu recuerdo hacia el Maestro Alfonso Stagno, del cual tengo el infinito orgullo de ser la hija, es como lo relataste. …

MUSICA Aún no calificada
Como dice el maestro Fontenla...dando el ejemplo del matrimonioooo, mamita, qué tristeee. ¿Pero quién no es victima del hastío que da la rutina que no …

Excelente nota!!! Aún no calificada
He vivido personalmente las "ocurrencias" de directivos que solo piensan en lo administrativo y se olvidan de lo artístico, como director sí he tenido …

Es la verdadera historia de siempre Aún no calificada
En principio ante la grandeza del maestro Fontenla, yo no sería quién para opinar, pero en algunos ensayos que he participado y en conversaciones con los …

Click here to write your own. Clic aquí para escribir el tuyo.

¡Nuevos! Comentarios

Te invitamos a dejar tu comentario en el recuadro de abajo.


 

volver a Artículos

volver a Home