logo for musicaclasicaymusicos.com

Juan Pedro Esnaola

por el Prof. Claudio Sacchetti (IUNA)

¿Quieres comentar esta Nota sobre Juan Pedro Esnaola?
(cliquear este enlace)

Seguramente el nombre de Juan Pedro Esnaola no es desconocido en el ambiente musical. Todos sabemos que es un compositor argentino que cuenta en su haber la versión actual del Himno Nacional y que se lo considera, según la postura habitual, como uno de los precursores de la música nacional.
 

Pero Esnaola es mucho más que la anterior descripción, ya que, sin lugar a dudas, fue el primer músico de estirpe nacional que desarrolló una carrera artística de relevancia. Pianista y compositor, alternó su arte en obras de corte religioso con presencia de orquesta, con obras de piano del estilo “canción porteña”.

Se reseña aquí brevemente el trabajo de “canciones” realizado por juan Pedro Esnaola junto al poeta Esteban Echeverría por considerar que es una obra de relevancia y calidad, no sólo precursora del estilo piano y canto, género común en la mayoría de los compositores argentinos de la primera mitad del siglo XX, sino también por considerar a la obra precursora desde lo ideológico.

A su vez intentare hacer hincapié, en la labor de Esnaola como compositor ya que, como se verá luego, el proyecto que tenía una ideología definida, necesitaba, sí o sí, de un compositor formado que conociera y aplicara de manera adecuada el lenguaje musical de la época en conjunción con la complejidad de la poesía romántica de Echeverría.

 

Juan Pedro Esnaola - Pequeña reseña biográfica

 
 

Juan Pedro Esnaola nació en Buenos Aires el 17 de agosto de 1808. Fue educado  por su tío, el presbítero José Antonio Picazarri, quien era músico además de religioso; ejerciendo esta profesión en relación a las diferentes partes de la liturgia eclesiástica,   principalmente  como maestro de capilla y cantante.

Picazarri debió emigrar a Europa en 1818 por no querer renunciar a la ciudadanía española, siendo acompañado por su sobrino en el viaje quien, en el viejo continente, se perfeccionó en piano, canto y composición en las ciudades de Madrid y París. Al ser sancionada la "Ley del Olvido",  Juan Pedro Esnaola y Picazarri volvieron al país en 1822 y fundaron una escuela de música dirigida por Picazarri en donde Esnaola fue profesor de piano y canto. 

En esta década,  Esnaola, compuso varias obras orquestales religiosas, en particular la Iglesia de San Ignacio, donde por ser maestro de capilla Picazarri, se estrenaban habitualmente. Paralelamente, escribió canciones y danzas de salón. Entre 1835 y 1838 se situó el período en donde Esnaola compuso diez canciones junto al poeta Esteban Echeverría, que serán analizadas posteriormente.

Exiliado Echeverría por razones políticas, el compositor continúo en el país realizando su actividad musical, parte de ella en conjunción de las reuniones organizadas por Manuelita Rosas, dedicándole algunas de sus obras. 

Luego de caído el  régimen Rosista se incorporó a la función pública con diversos cargos ajenos a la música,  hasta su fallecimiento el 8 de julio de 1878.

 

Juan Pedro Esnaola – Esteban Echeverría
Melodías Argentinas
 

En este segmento se analizará la producción del trabajo ideológico-musical llamado “melodías argentinas” compuesto por el poeta Esteban Echeverría y el compositor Juan Pedro Esnaola.
 
La ausencia de antecedentes tradicionales de composición musical en la argentina, donde las ideas de la generación del 37 tuvieron su asidero,  fue el puntapié inicial de una nueva historia, que si bien luego tomó vuelo propio, pudo ser,  en un principio pensada desde foja cero.
Desde mi propia postura, la visión estadista de Echeverría, permitió advertir de ante mano las dificultades que podrían surgir y por ende adaptar las obras a partir de ello.
 
En ese caso  se utilizará como principal fuente del relato los conceptos expuestos por Bernardo Illari  en la publicación Ética, Estética, Nación: las canciones de Juan Pedro Esnaola.
 
Esteban Echeverría, quien  fue mentor de la generación del 37, insistía sobre la necesidad de contar con una literatura nacional, editando en 1832  en forma de folleto "Elvira o La novia de la Plata" considerada la primera obra romántica en lengua castellana.

A su vez, Echeverría, tuvo la idea de escribir canciones en las cuales, por medio del canto y la poesía, intentaba popularizar algunos sucesos gloriosos de nuestra historia y sobre todo incidentes de la vida social. Buscó para ello melodías nacionales en los salones pero no halló ninguna de su agrado, considerando que “todas ellas eran extranjeras, adoptadas o mal hechas de copias de arias y romances franceses o italianos”.

Un tiempo después, se realiza mediante un encargo la vinculación con el compositor Juan Pedro Esnaola y advirtiendo Echeverría que el músico daba sentido a sus letras de manera singular  y quedando satisfecho con ello, le propone su antigua idea y deciden escribir y publicar una serie de canciones con el titulo de “Melodías Argentinas”. El volumen sería relativamente pequeño, pues los autores, solo tenían intenciones de sembrar la simiente del nuevo movimiento. A su vez las canciones tendrían temática sentimental y no patriótica, esta cuestión está firmemente arraigada en el paradigma romántico, por el cual, se creía que al conmover a la audiencia, la canción sería capaz de producir efectos sociales específicos. Echeverría postulaba que la canción era por una parte una fuerza social eficaz y por otra reflejaba la naturaleza de un pueblo. Esto no depende del uso, sino que ubica a nivel de la canción en si a través de configuraciones semánticas específicas, o sea que es un rasgo del producto y no de los procesos culturales que forman su vida social. Esto hace posible manipular la canción durante el momento de la producción, codificando en ella los contenidos que se desee introducir en la sociedad. Es por ello, que el poeta incita y prescribe la creación de canciones que respondan a estas ideas, para subsanar la inexistencia de un sentimiento de identidad comunitaria.

Es así que las canciones se querían nacionales y por lo tanto convirtieron al proyecto en nacionalista siendo los objetivos de los dos artistas suplir la falta de canciones originales, incrementar el fondo artístico y los títulos literarios locales.  Para Echeverría el proyecto tenía como fin concreto la creación de un arte nacional preconizando canciones que cuya forma singular pusiera en términos nacionales un fondo de ideas de humana universalidad. Es por ello que las canciones se abocan dentro de los términos más locales del momento,  la tradición de las canciones de salón.
 
Este proyecto nunca se completó, pero quedaron diez canciones de esta fructífera unión, siendo una de las producciones más originales del compositor, como así también del poeta.
 
Analicemos a modo de punteo, y siguiendo la postura general de este trabajo, el desarrollo de la labor compositiva y  sobre todo la importante visión artística de Echeverría, en relación a la ejecución del proyecto.
 
1) Echeverría plantea la serie de -melodías argentinas-, con el fin de crear una música nacional y por ende nacionalista.
 
2) El proyecto tendrá rasgos románticos. Su objetivo será conmover a la audiencia, y producir efectos sociales específicos. Dentro del estilo se opta por la producción de canciones de corte sentimental porteño. Entendiendo que estos temas serán los adecuados para lograr arraigo en el público, ya que son la temática  y estilo artístico habitual en los círculos sociales de la época.
 
3) Al no encontrar melodías de su agrado, por entenderlas extranjeras, suma al proyecto al compositor Esnaola.
 
4) La estrategia elegida para la difusión es el ámbito de los salones, por ello se producen canciones con esquemas formales, que a su vez pudieran ser repetidas una y otra vez por los concurrentes. 
 
5) El instrumento elegido para el acompañamiento es el piano, siendo Echeverría conocedor de la guitarra. Este punto tiene aquí dos sustentos que pondré en consideración: a) Echeverría necesitaba que la música fuera muy expresiva y tuviera una relación casi contrapuntística con la letra o por lo menos con una relación claramente apreciable, por lo cual aunque sabiendo algo de música o casi por ello mismo busca la ayuda de un profesional que pudiera llevar a acabo tan importante idea b) El piano es el instrumento romántico por excelencia, y siendo Echeverría un precursor del romanticismo no es raro que se recurriera al piano.
 
Lamentablemente el proyecto no se desarrolló en su totalidad, pues la atmósfera del régimen dictatorial de la época impidió su consecución, pero ¿Quien podría pensar que los desenlaces del 40 serian tan terribles?. Así y todo de esta profunda unión de poeta-músico han quedado diez canciones que reflejan el trabajo conjunto tanto poético-musical como ideológico.


 

Para saber más sobre Juan Pedro Esnaola

 

Bibliografía
 

Illari Bernardo. Ética, Estética, Nación: Las canciones de Juan Pedro Esnaola. Separata de Cuadernos de Música Iberoamericana, Volumen 10-2005, Instituto Complutense de Ciencias Musicales. Madrid 2005.
Nota: En este libro están las partituras de muchas de las canciones de Esnaola y también de otros autores de la época. Es interesante como ejercicio musical comparar el tratamiento de la armonía de Esnaola en comparación a sus contemporáneos.

Gallardo Guillermo: Juan Pedro Esnaola. Una estirpe musical. Ed. Theoria. Bs As, 1960.
Nota: El autor, quien fue cuñado de Esnaola, hace un relato con algunos contenidos propios de quien de cierta forma se siente dentro de la historia. Este libro, los va a sorprender, ya que la escritura es amena, de fácil lectura, pero de una minuciosidad extrema.
 

Garcia Muñoz Carmen – Stamponi Guillermo. Juan Pedro Esnaola. Su obra musical. Catálogo temático analítico. Inst. Musicología Carlos Vega. UCA 2003.
Nota: Aquí el catálogo de las obras de Esnaola, con pequeños pasajes musicales en partitura, destacándose entre otros la única obra para guitarra compuesta por el mismo Esnaola.
 
Discografía
 
Alcorta - Esnaola - Alberdi - Gianneo - Turina-Gomes - De Falla -Gilardi-Bragato, Camerata Bariloche, dirigida por Elias Khayat, Profonar SRL/Star Music - CB101 - (1995)

Nota: Este cd contiene un Minué para quinteto de cuerdas interpretada con la calidad indiscutida de la Camerata Bariloche. El Cd se consigue en los comercios.

 
Paginas Web/Música
 
Enlace 1, click aquí
Nota: Difusión de la grabación “Romanticismo Musical en el Río de la Plata” en donde se incluyen todas las canciones de Esnaola-Echeverría.
Permite escuchar algunos minutos de las canciones online.

 

Enlace 2, click aquí

Nota: Aquí la promoción de un cd con música de Esnaola editado en 1981
 

Enlace 3, click aquí
Nota: link de la Escuela de Música J. P. Esnaola, iniciadora indiscutible de músicos y que cuenta además con biblioteca con volúmenes y partituras  de difícil obtención en otros ámbitos.

 

¿Tienes algo que decir sobre este artículo?

¿Quieres aportar algo interesante sobre la Nota Juan Pedro Esnaola, del Prof. Claudio Sacchetti?

Escribe aquí el Título de tu Comentario:

volver a Artículos

volver a Home