logo for musicaclasicaymusicos.com

"Cómo Retomar el Estudio de un Instrumento Después de las Vacaciones"

Crónica: Natalia Cháneton
Equipo de Redacción "Claves Musicales"

¿Quieres comentar esta Nota "Cómo Retomar el Estudio de un Instrumento Después de las Vacaciones"?
(cliquear este enlace)

 

Después de las vacaciones o de un período prolongado de inactividad, es muy común que los estudiantes de instrumento -especialmente los principiantes-, además de "ansiosos", se sientan "incómodos" por "recomenzar", o "torpes" o con los "dedos duros".

¿Cómo debería un estudiante -o un intérprete ya avanzado- retomar su estudio después de un distanciamiento de su instrumento?; ¿qué recomiendan habitualmente a sus alumnos? ¿qué puede hacer el estudiante mientras está lejos de su instrumento? ¿cómo conciben y administran el descanso en las épocas de estudio?

Para aportar ideas interesantes sobre este tema, y a la vez generar un debate que resulte útil tanto a profesores como estudiantes, decidimos formular estar preguntas a algunos de nuestros suscriptores docentes.

Aquí les transcribimos algunas de las valiosas respuestas que nos enviaron:

Dijo María Laura del Pozzo, profesora de piano:
"En mi opinión, la manera de retomar la práctica está muy relacionada con el estilo de estudio diario, algo que se tiene que conversar en profundidad con el alumno apenas se inicia el contacto con él. La estrategia en la práctica diaria de un instrumento es fundamental para no cansarse físicamente o mentalmente. Los elementos esenciales a tener en cuenta serían :

- Iniciar la práctica lentamente, con ejercicios que no demanden mucho esfuerzo, de manera de ir aumentando de a poco el tono muscular y la atención.

- Insistir en estar siempre atentos, durante la práctica, tanto a la música como a lo corporal. “Escuchar al cuerpo” para ir dosificando el esfuerzo, para saber hasta dónde exigir. Nuestro cuerpo siempre da señales cuando no se están haciendo las cosas bien, y es fundamental que el alumno, aunque sea principiante, comience a detectar esas señales, para ir evitando futuros problemas y lesiones.

- Trabajar la paciencia con el alumno. Ir enseñando a organizar el estudio, para no cansarse físicamente, y tampoco aburrirse. Evitar repetir mecánicamente, o como se dice habitualmente “sin pensar” los pasajes. La atención es importantísima para producir la conexión obra musical-cuerpo-intención emocional-disfrute de la obra-comunicación.

- Recomendar hacer pequeñas pausas durante el estudio, no quedarse estáticos mucho tiempo estudiando, y tratar de realizar alguna actividad física todos los días (por lo menos caminar y hacer algún ejercicio de elongación).

- Y si se ha trabajado todo el año y se toman vacaciones, ¡descansar!"

Miguel Erglis, profesor de piano y Licenciado en Psicología:
"Lo mejor que puede hacer un músico cuando está lejos de su instrumento es descansar. Ante todo, porque el descanso permite evitar cualquier posible saturación, además de elaborar lo adquirido durante el año y encontrar nuevas conexiones a nivel inconsciente. Personalmente no soy muy partidario de la idea de que haya que estudiar lo más posible y todo el tiempo, por lo menos suelo fomentar en mis alumnos que sean respetuosos tanto de los momentos de trabajo como los de descanso. Un trabajo, aunque sea muy serio, no tiene por qué pedirle a una persona más de lo que quiere o está dispuesto a dar.

En cuanto a la época de retomar el trabajo, aceptamos que los músculos pierden elasticidad, pareciera que eso es cierto. Pero me parece que es importante también llamar la atención sobre algo: hay toda una mítica en torno a que cuando no se estudia los músculos no responden. Y no estoy seguro si ese mito no hace que uno no se desempeñe con eficacia al tocar después de un tiempo de no estudiar. Lo mismo ocurre con un estudiante que no estudió para su clase semanal. Muchas veces pude escuchar a un alumno, que si bien no "había estudiado" igual podía tocar. Y tal vez otro que se sentía tan culpable de no haber estudiado que se le trababan los dedos continuamente. Creo que es un punto para repensar.

Por último: ¿qué debe hacer un alumno al retomar su trabajo? No lo sé. Mi enfoque desde el psicoanálisis me lleva a pensar siempre en la singularidad. Habrá que trabajar con ese alumno su forma de retomar y de reencontrarse con su trabajo y de ir pensando nuevas rutinas, actualizando otras y descartando las restantes. Simplemente, se puede recomendar retomar el trabajo de una forma que resulte cómoda y que no parezca a un castigo por haber descansado."

Edgardo Cattaruzzi, profesor de violín:
"Los estudiantes deberían comenzar con ejercicios técnicos simples (de acuerdo con su nivel) durante varios períodos cortos en el mismo día y luego encarar las obras o estudios formales que estén (o hayan estado) abordando. En cuanto a qué puede hacer un estudiante de vacaciones es... ¡gozarlas! Los períodos de estudio y descanso son determinados por el nivel del aprendizaje. Lo mejor es alternar períodos de estudio de un cuarto de hora, media hora o una hora, según el rendimiento, con períodos de distracción."

Federico Lazzarini, profesor de trompeta:
"Mi opinión es que para retomar el instrumento, tanto estudiantes como profesionales, debemos tener cautela y paciencia, para darle lugar al "tiempo". A través de la perseverancia y regularidad, éste nos devolverá la comodidad en la ejecución con la que uno contaba antes de estos períodos de distanciamiento del instrumento. Es importante comprender que la cabeza tiene que ser más fuerte que la ansiedad y las posibles frustraciones."

Dice Rubén Soifer, profesor de flauta:
"Mi consejo es que se tomen todo con calma: la vida va mucho más allá de la música ¡y del instrumento! Hubo años en que me fui de vacaciones con mis hijos pequeños, haciendo pozos en la arena con las manos y atajando furibundos pelotazos bajo las carpas al atardecer, ¡y muchas veces tenía que tocar días después! ¿Mi solución?: los dos últimos días detenía la actividad, hacía ejercicios muy específicos en mi flauta, y el día del concierto tocaba los temas un poquito más lentos.
En mi caso, recomiendo que se lleven un instrumento de caña "todo terreno", o sea: que traten de no estar lejos. Pero que dejen la "rutina" de las partituras y se dediquen a tocar lo que les inspira el lugar al que se vayan de vacaciones... Hay períodos sin descanso, ¡y también los hay sin estudio! Y eso mismo les sugiero a mis alumnos: que respeten sus tiempos internos. Ellos saben mejor que nadie qué es lo que más les conviene. Y si no lo saben ¡trato de que lo aprendan!"

Ariel Mendelson, maestro de canto:
"La voz es el único instrumento que llevamos incorporado en nuestro propio cuerpo, por lo tanto, su mecanismo de ejecución depende enteramente de nuestra fisiología, de nuestros pensamientos y emociones. La correcta utilización de la voz como instrumento es el primer paso a lograr por aquellos que quieren dedicarse a cantar. En este sentido, nos diferenciamos mucho de los instrumentistas, ya que ellos aprenden a utilizar un instrumento que está "afuera", cuya afinación puede ser realizada de manera mecánica y cuya construcción puede repararse en caso de ser dañada. Los cantantes "deben" descansar la voz por un período de tiempo que dependerá mucho de cada uno y de la exigencia de su carrera : pero este descanso es estrictamente necesario para preservar el instrumento a lo largo de la vida. Esto significa permanecer durante un tiempo determinado en un "reposo vocal" (es decir, "no cantar").
Ahora bien: ¿qué hacer cuando uno desea o necesita regresar a su actividad con el Canto? En primer lugar, asegurarse de dejar un tiempo antes del primer "compromiso" con la voz, para "reentrenarse", recuperar la elasticidad muscular, la conexión con el mecanismo de la respiración, recontactarse con el repertorio, etc.
Luego de un período de reposo es normal que todo esté como "dormido", por eso les recomiendo mucha paciencia y utilizar todas las herramientas que la técnica de cada uno les ha brindado."

Arnaldo Daniel Cuellar, profesor de trombón:
"El hecho de irse de vacaciones siempre aleja al músico de su instrumento, ya que parte de esas vacaciones justamente es el hecho de no tocar ni estudiar (aunque conozco a un trompetista que se llevó su trompeta a Villa Gesell -costa argentina- y se la pasaba estudiando: ¡pobres los vecinos del edificio! :-) (...) lo que yo sugiero, sin llegar a extremos, es que por lo menos se lleven la boquilla y ejerciten con ella. En el caso de los instrumentistas de viento (trombones, trompetas, tubas, bombardinos, etc.) eso sería suficiente para mantener la embocadura."

Y ustedes ¿qué opinan? :-)

 

 

¿Tienes algo que decir sobre esta nota?

¿Quieres aportar algo interesante acerca de la nota "Cómo Retomar el Estudio de un Instrumento Después de las Vacaciones"? ¡Escríbelo aquí para compartirlo con los demás lectores!

Escribe aquí el Título de tu Comentario:

Déjanos aquí tu Comentario:[ ? ]

Datos del Autor (opcional)

Para recibir el crédito como el autor, ingresa tus datos a continuación:

Tu Nombre

Primer nombre o nombre completo

Tu Ubicación

(por ej. Ciudad, Provincia, País)

Submit Your Contribution

Tilda esta casilla para aceptar las Normas de Publicación.


(podrás previsualizarlo y modificarlo en la página siguiente)

volver a Artículos

volver a Home