logo for musicaclasicaymusicos.com

Carlos Visnivetski (1944-2010)
"Memorias de un Músico"
Autobiografía escrita en el año 2006
(pág. 24)

"MICROCONCIERTOS MATUTINOS DEL CUARTETO DE VIENTOS ARTE"

Pero la culminación de tanto trabajo se me presentó como una idea genial una tarde de  febrero de 1985, sentado bajo una sombrilla en la playa de Monte Hermoso. Ese año se cumplirían cinco temporadas consecutivas de tarea con el cuarteto-trío. Alfonso ya había vuelto y, después de las anteriores frustraciones, era como para celebrarlo.

La idea genial era algo que nunca había sucedido y que, ahora que ya pasó mucho tiempo, puedo decir que nunca más volvió a suceder. Era una locura que conjugaba muchas novedades:

1) Un solo grupo musical encararía una serie de ocho conciertos, a razón de uno por mes.

2) Se realizarían el primer domingo de cada mes, desde abril hasta noviembre.

3) Los conciertos serían en horario matutino, de 11 a 12, en la Biblioteca Rivadavia.

4) Serían transmitidos por Radio Nacional.

5) Serían comentados por Gabriel Di Cicco.

Había muchas cosas para arreglar y coordinar. Pero además ¡hay que conseguir  la música necesaria como para llenar ocho espacios de una hora! Incluyendo toda la música que yo tenía para trío, cuarteto y arreglos de tangos y otras transcripciones, me daba para ocho recitales de 40 minutos. Y los programas, en razón de que saldrían por radio, debían durar exactamente 60 minutos. Ahí fue cuando apareció la figura de Gabriel Di Cicco. Gabriel haría los comentarios de las obras y tendría que hablar exactamente 20 minutos, ni un minuto más ni un minuto menos. Cuando me levanté de la reposera, ya tenía todo armado en mi mente.

La idea era muy loca y muy novedosa. Sin embargo (o quizás justamente por eso) varias personas se adhirieron y colaboraron: el Director de Radio Nacional en ese momento, Carlos Quiroga, y el Director de Cultura de la Biblioteca, Gustavo Monacci, además del músico-pintor-fotógrafo Simón Lachner, que nos diseñó los programas y los afiches, y del Señor Enrique Jaratz, presidente de la Fundación Banco del Sud, que directamente me dijo: "te vas a la imprenta Sapienza y hacés todo lo que necesites y no te preocupes del costo".

Lachner nos sacó una foto y nos preparó un hermoso afiche de color rosado con la figura de fondo de un flautista, en el que figuraban los programas de los ocho conciertos, desde abril hasta noviembre. Además, en cada programa de mano, de cartulina gris y también con nuestra foto, aparecía la fecha y el repertorio del programa del siguiente mes. Todo un lujo.

Para el último concierto, programado para el 3 de noviembre, habíamos previsto "tirar la casa por la ventana" y, con un grupo de músicos invitados, tocar un quinteto y un octeto.

Lamentablemente no pudo ser, por la misteriosa, inesperada y lamentable muerte de Alberto Bernato y su nueva pareja, Paula Cingolani, también fagotista, sucedida el 18 de octubre de 1985.

El Cuarteto de Vientos Arte tuvo una furtiva reaparición, con la colaboración de la fagotista Zully Alvarez, durante el año 1986.

CUARTETO CON OBOE Y CUERDAS

En 1980 se hizo cargo de la dirección de la Sinfónica el Maestro Guillermo Brizzio. En 1982 tuvo la idea de iniciar un ciclo de conciertos de cámara en la Sala Payró del Teatro Municipal. Brizzio no pensaba en tríos o cuartetos sino en obras con pequeña orquesta de cuerdas y/o vientos. El primer concierto se llevó a cabo en abril de 1982. Se realizaron algunos conciertos pero había una controversia acerca de si estos conciertos debían ser cobrados por los músicos mediante "horas extras". El malestar causado por esta situación motivó la finalización abrupta del ciclo.

En 1986 se hizo cargo de la Orquesta el Maestro Esteban Gantzer. Consiguió una cantidad de horas extras para grupos de cámara y se inició una etapa de formación de diferentes grupos, que incluían dúos, tríos, cuartetos, quintetos, grupos de tango y de jazz, grupo de conciertos didácticos, etc., que tocaban en escuelas, clubes, iglesias, etc., en Bahía Blanca y otras ciudades y pueblos de la zona.

Una idea que se me ocurrió fue formar un cuarteto con oboe, violín, viola y cello. Elegí a mis compañeros Ramin Bayani, Edgardo Mauger y Jorge Falcioni. Eran todos profesionales muy serios y ensayamos con todo entusiasmo. Armamos un programa cuya obra principal era el Cuarteto en Fa mayor de Mozart, lo cual me daba un placer inconmensurable. También obras del barroco, romanticismo y contemporáneas y, por supuesto, algunos tangos arreglados por mí para el caso, y tocamos en diferentes lugares. 

Lamentablemente este cuarteto "duró" solamente durante 1986.

Para leer la página siguiente (pág. 25), clic aquí

Para ir al Índice, clic aquí

Para publicar un Comentario, clic aquí

 

volver a Artículos

volver a Home