logo for musicaclasicaymusicos.com

Acustica Musical
"Diálogos"
página 4

 

por Jorge Tagliapietra

 

J: Bueno. No exageremos… 

La anatomía es la descripción de la cosa y la fisiología es cómo la cosa funciona.. Volvamos al oído. El tímpano está unido mecánicamente a tres pequeños huesos que se llaman Martillo, Yunque y Estribo, que están articulados entre sí. El último huesecito, el Estribo está unido a la ventana Oval, que es también flexible. Del otro lado de la Ventana Oval está el Órgano de Corti, que es el encargado de excitar las células nerviosas que llevarán el estímulo auditivo al cerebro a través del nervio auditivo.

E: Algo puedo imaginar entonces. La onda sonora llega hasta el tímpano y lo hace vibrar, y al vibrar se mueven los tres huesitos y hacen vibrar también a la ventana oval.

J: Sí, ya está todo dicho. Falta decir que la ventana oval al vibrar transmite las vibraciones al Órgano de Corti y a partir de allí los vibraciones se transforman en "percepción auditiva" cuando es interpretada por el cerebro. Parece sencillo ¿no?

E: Sí. No sé para qué estudian tanto en Medicina.

J: A mí se me ocurre que este modelito es un poco simplificado…  Pero, en fin, servirá para tener una idea global del funcionamiento.

Detengámosnos en el "por qué" de algunas cosas que dijimos. Por ejemplo ¿por qué el tímpano vibra (es decir se mueve alrededor de su posición de equilibrio) cuando una onda sonora lo "encuentra"?

E: Ah ¿deberíamos poder explicarlo?

J: ¿Por qué lo aceptaríamos, así como así? Con lo que sabemos lo podríamos explicar…

E: Bueno, dale…

J: Mirando el dibujo vemos que el tímpano, tiene dos caras, una que da al "exterior" por donde se supone vendrá el sonido y la otra interior, que da al oído medio.

E: La exterior es la que da a la oreja y la interior es la que tiene los huesitos adosados.

J: Claro. Decime entonces ¿qué es lo que hay en contacto con el tímpano del lado de adentro, es decir en el oído medio?

E: Y… Están los huesitos…

J: Sí, OK. ¿Pero qué más hay?

E: ¿Eh? No sé qué querés que te conteste…

J: Hay aire. Simplemente a presión atmosférica.

E: Ah…

J: Y, supuestamente en un ambiente en absoluto silencio ¿qué hay del lado "externo" del tímpano?

E: Y… supuestamente también hay aire. El aire de la atmósfera. Y a presión atmosférica. ¿Es así?

J: Sí, es así. De manera que nuestro tímpano separa dos recintos en los cuales hay la misma presión. Si la presión es la misma de ambos lados no habría ninguna razón para que el tímpano se mueva ¿qué te parece?

E: No me quedó muy claro ¿Por qué se debería mover?

J: Digámoslo de otra forma. La presión atmosférica ejerce una cierta fuerza sobre el tímpano. Ahora bien la presión atmosférica es igual en el exterior que en el oído medio, de manera que estas fuerzas se contrarrestan y el tímpano se queda en equilibrio, sin moverse… ¿está más claro?

E: Ahora veo a dónde querés llegar… Si ahora en la atmósfera viene una onda sonora, dado que está compuesta por "olitas" de presión y rarefacción  habrá momentos en que la presión externa será ligeramente mayor que la del oído medio, lo que haría que el tímpano se mueva hacia adentro. Y viceversa. Al venir una rerefacción el tímpano sería literalmente "chupado" hacia afuera…

J: El término no es muy científico pero es aceptable, puesto que tu razonamiento es exacto…

E: Ya con esto tengo para satisfacer mi ego por varios días. En cualquier momento doy el ingreso a "Ciencias Exactas" y…

J: Bueno. Está bien. Pero acordate que todo lo que estamos viendo es sólo conceptual y , si uno estudiara esto con todo el rigor que corresponde…

E: Sí, ya sé. Es como estudiar por música como Dios manda o usar esos libritos con cifrado inexacto para aficionados y creer que uno está aprendiendo música.

J: OK. Es válido… Pero ya hemos entrado a divagar un poco. Nos falta redondear un poquito el tema y ya vamos a discutir la primera definición que nos debemos.

E: Sigamos adelante, entonces…

J: La observación que te propongo es la siguiente: vemos que el sonido se originaba, supuestamente en la tapa de la guitarra que se "movía" hacia uno y otro lado de su posición de reposo, que luego eso se transformaba en variaciones de presión que "oscilaban" alrededor de la presión atmosférica y, por último el tímpano que se "movía" también alrededor de la posición de reposo.

Si pudiéramos graficar en el tiempo eso veríamos los siguiente:

(continúa)

leer Página Anterior (3)                             leer Página Siguiente (5)

 

volver a Artículos

volver a Home